Las especies exóticas invasoras

INTRODUCCIÓN

Especies autóctonas, alóctonas, exóticas, foráneas, invasoras…. términos muy en boga en los últimos años, pero que muchas veces se entremezclan creando confusión entre la sociedad.  Sería bueno pues empezar poniendo claridad en todos estos términos para colocar a cada cual en su sitio

Especies autóctonas: o también llamadas nativas, son aquellas  propias de una región geográfica  donde han evolucionado de forma natural

Especies exóticas: también llamadas con otros términos como foráneas, alóctonas, introducidas o no-nativas; son aquellas que se encuentran fuera de su área de distribución natural debido a la acción humana voluntariamente o de manera accidental, colonizando así lugares que no podrían haberlo hecho por sus propios medios.

Especies exóticas invasoras: son aquellas especies exóticas que se encuentran fuera de su área natural de distribución, se propagan por él a gran velocidad, alterando la estructura y funcionamiento de los ecosistemas, causando daños al medio ambiente, a otras especies y a las actividades humanas.

Aclarados los términos, la primera conclusión que podemos sacar es que no todas las especies exóticas tienen la consideración de invasoras, dependerá de la propia especie en sí, y también de su utilización, de hecho la mayoría de las especies utilizadas en la agricultura, la silvicultura y la acuicultura son exóticas.  La estimación es que entre un 5% y un 20% de las especies exóticas que llegan a un territorio se convierten en especies invasoras, caracterizadas por tres condicionantes:

  • Fuerte agresividad
  • Gran capacidad de adaptación
  • Gran éxito reproductivo

EFECTOS DE LAS ESPECIES EXÓTICAS INVASORAS

Son bien conocidos y constatados los casos en los que la introducción de especies exóticas invasoras por parte del hombre en determinadas zonas ha llevado a la extinción de especies autóctonas como ocurrió con la llegada del hombre a la Isla Mauricio, que acompañado de perros, gatos y roedores, provocó la conocida extinción de un ave, el dodó, en el siglo XVII.  Mucho más reciente es la introducción en 1959 de la perca de Nilo en el Lago Victoria, causando la extinción de más de 200 especies de peces autóctonas y originando a su vez un grave problema social entre la población asentada en sus orillas que dependían de la actividad pesquera.  Sin salir de nuestras fronteras uno de los hechos más conocidos por capacidad de colonización y graves efectos sobre una especie autóctona es la introducción en la Península del Cangrejo rojo o americano con fines comerciales, lo que en pocos años provocó una rápida expansión y la práctica desaparición del cangrejo autóctono.

Pero para darnos cuenta de la magnitud del problema, basta con examinar los datos sobre extinción de especies que manejan los organismos internaciones dedicados a la conservación de la naturaleza, en donde se recoge que la irrupción de especies exóticas invasoras en hábitats alejados de su lugar de origen es la segunda causa de pérdida de biodiversidad, sólo superada por la destrucción de hábitats ligada al cambio climático, la pérdida de áreas boscosas tropicales y la fragmentación del territorio.

Se estima que 4 de cada 10 extinciones que suceden en la actualidad tienen por causa la introducción de especies exóticas invasoras, fenómeno acrecentado de manera exponencial por la globalización de nuestros días,  donde el trasiego de especies de manera accidental desde orígenes lejanos en avión, barco o carretera por todo el planeta sucede a diario.

Además de todos estos daños medioambientales, no hay que pasar por alto los graves problemas que su presencia pueden causar a las actividades humanas como la agricultura, la pesca, industria, infraestructuras, etc.  También pueden originar problemas de salud pública ya que en ocasiones estas especies actúan como vectores o reservorios de enfermedades que pueden afectar a los seres humanos; y por último debemos tener en cuenta los importantes recursos económicos que entidades públicas y/o privadas deben invertir para combatirlos.

LA SITUACIÓN EN ARAGON

Desde hace años en Aragón se vienen realizando campañas de control del visón americano que ha colonizado multitud de ríos del Sistema Ibérico

En la actualidad existe una base de datos que cifra en más de cuatrocientas el número de especies invasoras existentes en España, la situación en Aragón, cuantitativamente similar al de otras comunidades autónomas, se caracteriza por cuatro hechos destacados:

  1. El elevado número de especies exóticas entre la fauna de peces, fenómeno relacionado directamente con la actividad de la pesca deportiva, que han originado introducciones intencionadas de especies para ser objeto de pesca como el siluro o el black bass; pero también existen especies introducidas relacionadas con el uso de especies exóticas como cebo vivo.
  2. El poco número de especies de aves exóticas naturalizadas, en comparación con otras Comunidades, donde destacaría la Cotorra argentina (Myiopsitta monachus)
  3. La menor repercusión de la flora alóctona en Aragón respecto a los territorios costerosl
  4. La presencia importante de mejillón cebra (Dreissena polymorpha) y las repercusiones que ello ha tenido en la comunidad en cuanto a lucha y control de la especie.

Especies como la madrilla han desaparecido de muchos ríos debido a la introducción de especies alóctonas para su pesca

NORMATIVA REGULADORA

Son muchas las normas que a nivel internacional, nacional y autonómico tratar de regular e impedir la introducción y expansión de las especies exósticas invasoras; la propia LEY ORGÁNICA 10/1995 del  Código penal establece en su artículo 333, la pena de prisión de seis meses a dos años o multa de ocho a veinticuatro meses, para aquel que” introdujera o liberara especies de flora o fauna no autóctona, perjudicando el equilibrio ecológico”. La Ley 5/2002 de caza de Aragón, también recoge la prohibición de la introducción de especies, subespecies o razas distintas de las autóctonas en el medio natural; y la Lay 42/2007 del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, tipifica este hecho en la máxima categoría de sanción como infracción grave o muy grave.

En este año de 2013, ha visto la luz el Real Decreto 630/2013 por el que se regula el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras, al que deberán ajustarse todas las comunidades autónomas, en definitiva un tema siempre objeto de polémica por parte de colectivos (como puede ser el de los pescadores) que presionan a la administración en cuanto a las restricciones sobre estas especies y aquellos que defienden la eliminación total de las especies alóctonas.  Cierto es también que la introducción de especies como los cangrejos exóticos han supuesto la práctica desaparición de nuestro cangrejo, pero por otro lado especies como la nutria y ciertas aredeidas han encontrado una fuente de alimentación abundante y fácil de obtener lo que les ha llevado a experimentar en el caso de la nutria un espectacular aumento y la colonización de hábitats que de otra manera no lo habrían hecho.

La polémica está servida y tal vez debamos empezar a aprender a convivir con muchas especies que han venido inevitablemente para quedarse.

 

About Alberto Portero Garcés

Zaragoza (1968). Los paisajes áridos de las estepas, el verdor de las huertas del Ebro y el pueblo de mi madre, Añón de Moncayo, fueron la escuela donde se forjó mi pasión por la naturaleza y donde poco a poco descubrí las sensaciones que han marcado mi vida. Sería más tarde, cuando la fotografía fue complementando mis salidas al campo, guardando con gran cariño las primeras imágenes de mi vieja praktica que me regalaron mis padres. No tengo ninguna especialidad en concreto, pero dada mi condición de pajarero, son las aves muchas veces el objetivo que persigue mi cámara. Unas cuantas miles de diapos y ya no sé cuantas imágenes digitales componen mi archivo, que he utilizado para multitud de charlas, folletos de naturaleza y algún calendario. Durante los dos últimos años una exposición itinerante ha recorrido casi todos los municipios de la comarca de Calatayud.